Todo lo que debes saber sobre los Hilos japoneses o hilos tensores

hilos tensores

Los hilos tensores es uno de los tratamientos más interesantes que nos ofrece la tecnología actual es el tratamiento de hilos tensores. Esta es una técnica poco intrusiva y muy segura, funciona con unos hilos muy finos de material biológico reabsorbible bajo la piel, con la ayuda de una aguja.  Estos hilos actúan de forma inmediata y estimulan la formación de colágeno, por lo que sus efectos se aprecian en todo su esplendor en el plazo de 1 o 2 meses.

Aunque es conocido como un lifting sin cirugía, los efectos de este tratamiento son mucho más sutiles que los del lifting quirúrgico, por lo que se recomienda para aquellas personas que tienen signos de envejecimiento leve. Este tratamiento permite mantener el rostro mucho más natural que con otras técnicas. 

Este tratamiento consiste en la inserción de hilos reabsorbibles de polidioxanona o ácido poliláctico a nivel subdérmico en la cara o cuello. Su objetivo es la reestructuración y elevación de los contornos faciales y se produce gracias a la formación de colágeno. Además es un tratamiento efectivo, seguro, rápido e indoloro.

Cómo explicarlo…

En primer lugar, se hará un diseño del tratamiento que queremos realizar, marcando en la piel la dirección en que colocaremos los hilos de tensado.

Se aplicará una crema anestésica 30 – 40 minutos antes de iniciar la sesión, se procede a limpiar la zona a tratar y se aplica un antiséptico. Los hilos se distribuyen con una aguja fina, que sirve de guía a nivel del tejido subdérmico y de forma uniforme. Se insertan entre 10 y 20 hilos con pequeñas espículas (en forma de espiga) que les permite anclarse en el tejido que se implantan sin otros anclajes, ni saturas, de forma rápida y sencilla. Existen diferentes grosores y longitudes para que el especialista pueda escoger el más adecuado en cada caso.

No tienen capacidad de producir alergias ni mecanismos de autoinmunidad, ni deja señales ni marcas, ni tampoco requiere cortes ni suturas. Los efectos secundarios son mínimos, enrojecimiento o algún hematoma, que desaparecen en poco tiempo, pueden durar unas horas, incluso permiten el maquillaje al día siguiente.

A los tres meses se hace una revaloración y en ocasiones se reinsertan algunos hilos más, dependiendo de la evolución del paciente. Los hilos tensores producen resultados progresivos y naturales, en armonía con la fisionomía del paciente. Se puede ver el efecto en tres semanas, mejorando con el tiempo y alcanzando el efecto máximo a los tres meses.

Grandes ventajas…

  • No existen alergias, ni rechazos.
  • Indetectable a la vista y la palpación.
  • Desde su aplicación se puede observar el resultado natural y armonía con la fisonomía.
  • Son reabsorbibles y biocompatibles.
  • El procedimiento es rápido e indoloro, permitiendo incorporarte a tu vida habitual de forma indirecta.
  • Realizan una proyección dimensional, sin añadir volumen.
  • Es compatible con otros tratamientos médico estéticos.

Por último, los hilos japoneses o hilos tensores son recomendados para personas mayores de 35 años, apenas tienen efectos secundarios solo algún pequeño hematoma que desaparece en 24 – 48 horas. Su denominación como hilos mágicos se debe a su alta efectividad, ¿y tú? ¿Has pensado alguna vez realizarte este tratamiento?  Solicita información en nuestra página web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *