¿Conoces los cuidados básicos para la piel durante el verano?

piel durante el verano

¿Sabes cuidar tu piel durante el verano? Suben las temperaturas y también lo hacen las actividades que realizamos al aire libre. Mostramos más la piel al usar prendas más ligeras sobre todo su vamos a la playa o piscina. Al estar más expuestos al sol, debemos conocer cómo cuidarnos para lucir una piel bonita y saludable.

Debemos prevenir la piel de los efectos nocivos del sol, proteger la dermis y garantizar la hidratación son aspectos importantes durante los meses de verano.

¿Por qué no dejar de lado los cuidados de la piel en verano?

Los cuidados de la piel durante el verano la piel, son vitales, ya que esta se expone a numerosas amenazas externas, los rayos solares, la sal del mar, las altas temperaturas, el cloro de las piscinas, o incluso posibles quemaduras… Además en verano, disminuimos el cuidado de la piel, por lo que nuestro cutis sufre más de lo habitual y aparecen graves problemas.

Los meses de junio, julio y agosto son los mayores enemigos de nuestra piel. Ya que provocan deshidratación, pérdida de luminosidad, aparición de manchas y lunares, brotes y acné o el surgimiento de arrugas.

Imprescindibles para el verano

Primero hay que empezar limpiando la piel en profundidad y exfoliarla para eliminar posibles impurezas y células muertas que se hayan acumulado. Aunque cabe recordar que debemos mantener la piel limpia durante todo el año y no tras el verano. Se recomienda limpiar la cara al menos cuando nos levantamos y antes de acostarnos, siendo una forma de eliminar la suciedad y grasa acumulada durante el día y la noche.

Además tras las jornadas de playa, es importante usar protección solar e hidratar la piel, para recuperar la elasticidad y flexibilidad que se pierde. Elegir cremas hidratantes o aceites naturales adecuados al tipo de piel. Además las mascarillas nutritivas son otra opción para hidratar y reparar el cutis. Protegerse de los rayos de sol durante todo el año, en verano, invierno o cualquier estación, aplicando protector solar en las zonas más expuestas.

También la alimentación tiene un papel clave en la salud. La mejor forma de cuidar la piel en verano es siguiendo una dieta rica en vitaminas y minerales, donde la fruta y las verduras sean protagonistas.

Tras el verano… revisión de manchas y lunares. Es recomendable examinar la piel a la vuelta de vacaciones, comprobar si han aparecido manchas o lunares nuevos. También revisa la forma, el color y el tamaño de las manchas y lunares ya existentes, y de los nuevos. Si hay algo que llame tu atención, es recomendable que acudas al dermatólogo y realice una valoración personal.

¿Qué tratamientos estéticos suman a los cuidados de tu piel en verano?

La edad y el tipo de piel son determinantes a la hora de escoger los tratamientos adecuados para el verano y recuperar la salud y belleza de la piel.

  • Peeling químico: este tratamiento no causa dolor, es perfecto para devolver luminosidad a la piel y acabar con el efecto mate. Se consigue con un pelado de la capa externa de la piel, buscando conseguir una regeneración celular. Este tratamiento es aplicable a casi cualquier tipo de piel.
  • Mesoterapia facial: este tratamiento es apto para todas las edades, busca recuperar la luminosidad, hidratación y tesura de la piel utilizando ácido hialurónico.

Consejos para cuidar la piel después del verano 

  1. Exfoliar la piel. Una vez terminado el verano, se recomienda realizar una exfoliación de la piel para eliminar células muertas e impurezas y ayudar a su regeneración.
  2. Revisar las manchas y lunares. Ya que realizamos una limpieza, es recomendable aprovechar para revisar la presencia de manchas que puedan hacernos sospechar, por su tamaño o forma.
  3. Hidratar la piel. Tras el verano es el momento idóneo para empezar una rutina de hidratación acorde a nuestro tipo de piel, consultar con especialistas los tratamientos más adecuados.
  4. Utilizar protector solar. La piel necesita estar protegida de los rayos ultravioletas del sol durante todo el año, por lo que es vital mantener la protección adecuada a nuestro tipo de piel durante todo el año.

En conclusión, si cumples nuestras recomendaciones, acompañando de cuidados básicos podrás mantener la piel saludable en verano y durante todo el año. Y tú, ¿cómo cuidas tu piel? Si además estás pensando en someterte algún tratamiento, solicita información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *