Conoce las diferencias que existen entre la mesoterapia y presoterapia

mesoterapia y presoterapia

Entre los tratamientos corporales más demandados para combatir la celulitis, flacidez o envejecimiento, se encuentran la mesoterapia y presoterapia. Es cierto que a menudo confundimos estos tratamientos, pero la realidad es que las diferencias entre la mesoterapia y la presoterapia, son muchas. Ambos están orientados a mejorar la imagen de la mujer y cada vez de más hombres, que pretenden reducir el volumen de grasa y aumentar su calidad de vida.

En primer lugar, cabe recordar que cuando una persona decide someterse a un tratamiento estético, debe saber cuál es el que mejor conviene a su situación personal. Todos estos tratamientos son complementarios a una vida saludable, combinando una alimentación adecuada con ejercicio físico, ya que someterse a uno de estos tratamientos no significa adelgazar para siempre.

Además, el factor común entre la mesoterapia y presoterapia es que tienen como objetivo eliminar o reducir la celulitis, combatir la retención de líquidos y eliminar las células adiposas que se acumulan en determinadas partes del cuerpo, como glúteos, muslos o tripa.

Qué es la mesoterapia

La mesoterapia es un tratamiento estético que consiste en la reducción de la grasa localizada. No se trata de un tratamiento quirúrgico, es más fácil ya que su procedimiento consiste en la aplicación de frecuencias moduladas de media a baja intensidad, lo que hace que los microporos de la membrana celular queden por un tiempo abiertos, permitiendo que a través de la barrera epidérmica, se absorben medicamentos microscópicos de homeopatía, minerales, vitaminas, medicamentos farmacéuticos y aminoácidos.

El objetivo de este tratamiento es destruir la grasa subcutánea mediante la introducción de la lipolisis entre los adipocitos de la piel. Los medicamentos que se inyectan van en función del tratamiento que se aplica, en este caso el tratamiento inyectado en el mesodermo, se considera mesoterapia.

Para este tratamiento las agujas utilizadas son cortas y delgadas, además de indoloras. La cantidad de los medicamentos debe ser la justa para que el cuerpo no tenga efectos secundarios como: quemazón de 15 minutos, inflamación de 5 días, breve dolor o decoloración de la piel.

La mesoterapia se usa para reducir grasas, combatir las arrugas, la celulitis, estrías, cicatrices o flacidez en la piel. 

Qué es la presoterapia

La presoterapia es un tratamiento corporal indicado para eliminar o reducir la celulitis, es decir aquella grasa que se acumula debajo de la superficie de la piel, los glúteos y las piernas. Este tratamiento consiste en comprensiones en la zona que se quiere tratar con bombas de inflar de aire. Este tratamiento confía en la estimulación física para romper la acumulación de grasa en la piel.

Su objetivo consiste en mover y estimular los flujos venosos, sanguíneos y linfáticos desde los tobillos hasta los muslos. Produciendo alivio en las piernas, reduciendo la hinchazón, mejorando la circulación y aumenta el drenaje linfático con presiones sobre la superficie de la piel con una duración de 30 minutos.

También este tratamiento se aplica mediante un traje que envuelve las piernas, glúteos y abdomen, realizando una presión positiva ascendente. A través de ondas de presión, estimulando el sistema circulatorio, logrando un drenaje linfático que favorece la eliminación de líquidos, grasas y toxinas que generan celulitis, edemas y várices.

La pregunta más planteada es cuál de estos dos sistemas resulta más efectivo para combatir la celulitis y esculpir la silueta. Pero no hay una respuesta fija, ya que depende de cada persona. Ya que las dos terapias son efectivas pero existen factores que pueden hacer más conveniente una que otra.

Ambos tratamientos, presoterapia y mesoterapia, deben realizarse en centros autorizados para tales fines, con material homologado, los profesionales cualificados y experiencia suficiente para garantizar los resultados deseados, cuyo objetivo es mejorar el aspecto físico y estético de las personas.

Por último, recordar que es importante tener la información necesaria antes de someterse a ningún tratamiento. Pedir información a especialistas que te aconsejen sobre este tipo de tratamientos y cual se adapta mejor a tu cuerpo y necesidades. Solicita información en la clínica de la Dra. Blanca García Guerra.

2 Comments

  1. Alma

    Super interesante el articulo!!!

    1. AdminJuanchi

      Gracias Alma! Puedes estar atenta a nuestro blog, para los próximos artículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *